lunes, 14 de agosto de 2017

SEGUNDO INFORME DE UN GOBIERNO INDEPENDIENTE NADA DIFERENTE

José María Carmona

En estos tiempos de informes gubernamentales tanto de presidencias municipales como próximamente el del gobierno estatal, nada tiene de extraordinario, si no fuera el informe del presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez  que es independiente, aunque como ya se sabe con un pasado panista.

Así de esta manera, en un documento de más de 200 páginas presento su segundo informe de gobierno municipal, donde destaco la actividad turística, la inversión privada y la seguridad pública como principales logros alcanzados en casi dos años de gobierno "independiente".

En estas dos últimas semanas Martínez ha generado una fuerte polémica en cuanto al proceso de la licitación a particulares del alumbrado público, no obstante la controvertida decisión de cerrar algunas calles del centro histórico para convertirlas en peatonales para entregárselas a los ciudadanos, perjudicando a los comerciantes  y supuestamente fomentar la actividad turística, que según él en el último año han visitado Morelia más de 2 millones de turistas de acuerdo al sector hotelero.

Además, en su informe destaco el aumento de la inversión productiva con la instalación de nuevas fábricas y servicios que generaran varios miles de empleos.

En materia de seguridad, el municipio cuenta con más de 400 policías-que por cierto no cuentan con la confianza de la mayoría de los ciudadanos- y se pretende llegar a 900 elementos para garantizar la seguridad pública.

En un formato que resulto todo un show mediático a través de cinco videos fue dando cifras y mas cifras para convencer a los invitados y a la potencial audiencia que seguiría un mensaje por radio y televisión en un formato fuera de los cánones de la formalidad y echando mano de la mercadotecnia  política que de comunicación política no tiene nada.

La obligación constitucional de informar sobre el estado que guardan la administración pública en este caso municipal no es sinónimo de rendición de cuentas, ni para Alfonso Martínez, ni para cualquier gobernante, aunque en el mismo mensaje pronunciado a través de videos como ya se dijo en su mayor parte y en un Teatro Morelos casi lleno por la clase  política Moreliana, mientras  el "populacho" lo veía y escuchaba a fuera del teatro en pantallas gigantes mientras que la luz del sol caía entre los acarreados por los jefes de tenencias en el clásico ritual de la política mexicana el apoyo al presidente en turno.

El mensaje mediante el uso de videos que son utilizados para la promoción personal de Alfonso Martínez en los próximos días también tiene un costo financiero para los contribuyentes del municipio de Morelia buscado  su reelección y que seguramente fueron hechos por una agencia de publicidad no local.

Mientras tanto los morelianos siguen sufriendo el ataque de la delincuencia común, calles y avenidas llenas de baches como la Pedregal y del poniente  colindante con el estadio Morelos y la proliferación de giros rojos y estas colonias seguramente el presidente municipal ni las conoce.

Así de esta manera todavía falta auditar estos dos años de la administración del gobierno disque independiente de Alfonso Martínez.

Porque informar no es sinónimo de transparentar, ni mucho menos de rendir cuentas en este caso en el municipio de Morelia, donde por cierto su plan de gran visión no se materializa en el desarrollo urbano de Morelia y el equipamiento de la ciudad  y tenencias, además que hace falta una política pública activa en materia de conurbación.

 De esta manera el segundo informe del gobierno independiente de Alfonso Martínez no tiene nada de extraordinario por que el municipio sigue con sus mismos problemas estructurales y por lo tanto no lo hace diferente de que tenga o no tenga partido político que lo apoye. ¿Será la misma gata pero revolcada de independiente?          

                                                                                       


miércoles, 9 de agosto de 2017

EL CAPITAL DE MARX, A 150 AÑOS DE SU PUBLICACIÓN

José María Carmona

El pasado 25 de julio se cumplieron 150 años de la publicación del tomo I del Capital cuyo subtitulo es la Critica de la economía política de  Karl  Marx, que para los estudiosos  el autor  de  la obra más importante incluyendo el Manifiesto del Partido Comunista escrito en 1848.

Marx, después de la revolución alemana en ese año salió huyendo de Bruselas, para instalarse en Londres  Inglaterra, donde en el Museo Británico paso los últimos diez años de su vida escribiendo esta magna obra.

La misma fue dedicada a su amigo un proletario, Wilhelm  Wolff  que le regalara su biblioteca  que contenía tratados de economía política.

Muchos fueron los planes para escribir el Capital que fue redactado en cuatro ocasiones, pero Marx  solo vio en vida publicado el primer tomo.

En el  Capital, se exponen las leyes fundamentales del modo de producción capitalista, como una forma de producción de la vida material de carácter histórico, muy contrariamente a lo que afirmaba la economía política clásica cuyos representantes más importantes fueron Adam Smith y David Ricardo.

Para la economía política clásica, las leyes económicas  son naturales y eternas, incambiables,  muy  de lo contrario de lo que afirma Marx que tienen un carácter histórico, y que únicamente están vigentes para una determinada época histórica.

En el Capital, que es la crítica a la economía política clásica, por primera vez se pone de manifiesto dos cosas: la explotación del trabajo asalariado y que la riqueza material se genera en la esfera de la producción.

Así de esta forma en el Capital queda al desnudo la explotación del trabajo asalariado como la principal fuente de la riqueza y de las ganancias.

Mediante el trabajo excedente no pagado por el capitalista al trabajador y que aparece de manera encubierta como el salario por el pago del trabajo.

Son 24 capítulos en 7 secciones el contenido del primer tomo del Capital; donde en la sección 2 explica Marx como se convierte el dinero en capital; en la sección 3 desarrolla  el proceso de la producción de plusvalor y constituye la piedra angular de la explotación de los trabajadores asalariados por el capital.

En su modalidad de producción de el plusvalor tanto absoluto como relativo, que  se expone en las secciones 4 y 5.

En la sección 6 se  hace una exposición  de la transformación del valor  de  la fuerza de trabajo  en  salario, así como el mismo por tiempo, el pago a destajo y las diferencias  salariales  entre las naciones.

Por último en la sección 7 se explica el proceso de la acumulación de capital  como los aspectos de la reproducción simple de capital, la transformación de plusvalor en capital, la ley general de la acumulación capitalista,  la llamada acumulación originaria y por último la teoría moderna de la colonización.

De todo lo anterior, la obra del Capital en su primer tomo, establece los fundamentos del carácter fetichista no solo de la mercancía si no del propio capital, donde se establece que la categoría Capital es ante todo una relación social de producción- independiente de la conciencia del hombre-  y no una relación entre cosas que se manifiestan en apariencia pero el primer aspecto de la cuestión  es la esencia.

De manera definitiva, Marx  da un duro golpe con su crítica a todo lo establecido en la economía  política clásica – y toda la teoría económica posterior -  al ubicar que la fuente de valor de la riqueza material es el trabajo y  en la esfera de la producción es  donde se genera el plusvalor, a través de la explotación del trabajador en el proceso productivo.

En la obra del capital, Marx, hizo una investigación mediante el método dialectico, partiendo de las categorías económicas más  abstracta  para pasar a categorías concreta por ejemplo la teoría del valor  y plusvalor llegando a la ganancia.

Y su exposición  va de la categoría más simple a la más compleja y de lo lógico a lo histórico; su método es deductivo que va del análisis general a lo particular.

Así de esta  manera, hoy el Capital de Marx, tiene una vigencia ante los problemas estructurales de la economía mundial; donde paradójicamente, la riqueza material y financiera ha crecido pero concentra en pocas manos y la mayoría de la población mundial vive en la miseria. La solución a este problema no es de carácter económico si no se resuelve en el ámbito político mediante la toma de poder por los trabajadores y la socialización de la economía mediante la planificación científica.

Mientras exista el capitalismo  habrá hambre y miseria para los trabajadores.         

       

                  

       

 

 

martes, 1 de agosto de 2017

“AUDITORIA CANDENTE”


José María Carmona

Por fin, la secretaría de finanzas del gobierno de Michoacán dio a conocer el nombre del despacho que aplicara la auditoria forense  a las finanzas públicas estatales con la cual se conocerá de que manera fue ejercido el presupuesto público de la entidad.

La cosa no será algo sencillo mas cuando se revisaran un conjunto de documentación de los últimos doce  años por lo menos, que corresponde a las administraciones de Lázaro Cárdenas Batel, Leonel Godoy, Fausto Vallejo, Jesús Reyna y Salvador Jara.

Como ya se sabe existen dos problemas en las finanzas públicas michoacanas, el primero la aplicación de los recursos públicos derivados de los impuestos que pagan los michoacanos y el segundo el crecimiento exponencial de la deuda pública estatal.

También se saben dos cosas más, una que el estado se endeudo a partir de dejar en garantía las participaciones federales de futuro y por otra parte la aplicación incorrecta de las mismas principalmente en los  sectores de salud y educativo mediante lo que se llama la "licuadora" financiera.

De esta manera los gobiernos ante señalados, tomaban de aquí y de allí para hacerle frente a los gastos corrientes del gobierno sin un orden, ni mucho menos con transparencia, dejando bajo sospecha la aplicación correcta de los recursos públicos estatales.

Técnicamente la auditoria forense se enfrentara a una serie de documentación y registros en papel y digitales obsoletos pero al  final de cuentas ese es el trabajo del despacho que gano la licitación.

Lo candente del asunto es sí por fin se va a saber quiénes  fueron los responsables del  desfalco financiero durante todos estos años y cuantos ex funcionarios estatales con nombres y apellidos experimentaron un proceso de enriquecimiento inexplicable y si algún ex gobernador fue responsable de tanta por lo menos opacidad.

Pero lo más importante es que salga a la luz pública todos los actos de corrupción cometidos durante los gobiernos pasados de Michoacán, pero va a ver otro obstáculo, que es el legal porque muchos casos ya prescribieron en términos legales y  no se podrá aplicar sanción alguna a ningún ex funcionario de ningún nivel de gobierno.

De esta manera el fantasma de la impunidad será una realidad, pero lo peor de esta opaca historia es que las finanzas públicas estatales están condicionadas al pago de la deuda pública estatal.

Mientras  que la mayoría de la población michoacana se encuentra en la pobreza y los responsables del quebranto financiero continúan en el espectáculo político, luchando por algún puesto de elección popular para el año entrante.

De esta manera si el despacho contratado para aplicar la auditoria forense hace bien su trabajo sin interferencias políticas tanto del gobierno estatal  como de los grupos políticos que se sienten afectados por los resultados de la misma auditoria, se podrá tener resultados   reveladores.

  

Necesariamente,  la citada auditoria arrogara  información valiosa que abone a la transparencia y que contribuya como  un factor para la rendición de cuentas y la aplicación de las sanciones correspondientes a los responsables de los desvíos de los recursos públicos.

Es de esperarse que esa auditoria forense aplicada con profesionalismo  y una metodología no se convierta al paso del tiempo en una auditoria candente, que por el contrario la inversión echa en la misma no resulte algo que se baya al archivo muerto de la Secretaria de Finanzas de Michoacán y el gasto echo constituya una perdida mas con cargo al pueblo de Michoacán.